Estadio municipal Torre de Bruil

De Real Zaragoza. Zarapasionpedia

El Campo del Sepulcro fue el terreno de juego donde a principios del siglo XX se practicó un "sport" impulsado por gentes importantes de la sociedad zaragozana y practicado mayoritariamente por estudiantes, el foot-ball.

   El campo era un baldío de tierra y piedras, de dimensiones desconocidas, sin vestuarios, gradas ni asientos, el terreno de juego se preparaba cada vez que se disputaba un "match" pintando las líneas con cal y plantando los postes (cuando los había) y el travesaño (cuando no una cuerda); tras el encuentro los postes y el larquero se desmontaban y llevaban a lugar seguro.
   Por este solar pasaron los pioneros del fútbol aragonés hasta que cayó en desuso debido a la mala comunicación con el casco urbano, el aumento de las sociedades deportivas y a la aspiración de los equipos de contar con un campo propio.
   El lejano Campo Sepulcro de 1903 es ahora el espacio comprendido entre el paseo María Agustín y la calle Escoriaza y Fabro (el cuartel de la policía nacional y las casas militares de la calle General Mayandía, la avenida Anselmo Clavé y la antigua estación de ferrocarriles de El Portillo).
   En noviembre de 1903 se funda el primer club de fútbol de Aragón, el Zaragoza Foot-Ball Club, que tiene su campo de juego, hasta que no se dispusiera de un terreno de juego en las cercanías de Zaragoza, en el conocido como "Campo Sepulcro".
   El día 26 de diciembre de 1903 se inauguró este campo con un partido entre dos bandos del mimo "team" (blancos y rojos). El resultado fue de 1-0 a favor de los blancos, gol del Conde de Sobradiel.
   Tras la desaparición de este equipo en 1906, surgieron varias sociedades deportivas, algunas de ellas se nutrían de jóvenes vascos y catalanes que venían a cursar estudios universitarios a Zaragoza, así en 1912 surgieron el Hamaika (formado por estudiantes vascos), el Sparta (de estudiantes catalanes y aragoneses) y el Club de la Perra Gorda.
   En 1913 se fundó La Gimnástica F.C., cuyo uniforme era camisola a rayas amarillas y negras y calzón negro, fue el equipo más importante de la ciudad y llegó a enfrentarse con equipos de otras provincias, todo un hito para aquellos tiempos.
    En un principio, como todos, disputó sus encuentros en el Campo Sepulcro hasta que dispuso de terreno propio; alquiló un solar en el paraje conocido como Puerta Sancho, cerca de lo que es hoy la Plaza Europa. Para la época, también a las afueras.
   Debido a su precaria economía La Gimnástica F.C. desapareció en 1915 dejando pendiente de cobro el alquiler del campo y el dueño de este se quedó con las porterías como prenda.
   El año 1915 se puede decir que es el año del boom futolero en Zaragoza. El foot-ball se populariza en los colegios fundándose en el colegio de los Corazonistas el España, en el colegio El Salvador el Iberia y en los Maristas el Pilar F.C.
    En las Escuelas Católicas de Obreros y Comerciantes se funda el C.D. Fuenclara, con sede social en la calle que le da nombre y que vestía camisola rojiblanca y calzón blanco; disputaba sus partidos como local en el campo de la calle Bilbao.
   Cuando desapareció en 1916 el equipo del Pilar F.C. y por ende su campo de la calle Zurita (un terreno de pequeñas dimensiones entre las huertas), los equipos del España e Iberia tuvieron que irse a jugar al Campo Sepulcro y a un nuevo sitio habilitado para practicar el foot-ball, la explanada que había dejado la Exposición Internacional de 1908 en la Huerta de Santa Engracia, actual plaza de Los Sitios.
     La rivalidad entre el España rojigualda y el Iberia gualdinegro era grande ya cada uno representaba un estilo de juego y una masa social diferente. El España era más técnico y sus seguidores eran los "señoritos" mientras que el Iberia era un equipo de obreros y su estilo algo más rudo pero eficaz.
    En 1916 unos alemanes que vinieron del Camerún formaron el Camerún F.C. y arrendaron el antiguo lavadero de El Carmen para construir el campo polideportivo de la calle Bilbao, que alternaban con otros equipos de la ciudad. Anteriormente en ese solar jugó un equipo llamado Zaragoza que vestía camiseta azul y blanca.
   En 1917 se entra en un periodo de frenética actividad, se refunda el Pilar Foot-ball Club y surgen multitud de equipos como el Aragón, Athletic, Recreación, Salduba, Exploradores, Unión Deportiva Universitaria, etc. Todos ellos de vida efímera y siendo la mayoría de ellos escisiones o fusiones de equipos ya existentes.
   De los restos de varios equipos que compartían la cancha de la calle Bilbao, el España, el Athletic, el nuevo Pilar F.C. y un Zaragoza, saldrá el Stadium, que vestía camiseta roja con cuello y puños blancos y pantalón blanco.
   Todas estas fusiones, escisiones y creaciones de nuevos equipos solamente buscaban acabar con la hegemonía a que el Iberia F.C. los tenía sometidos ya que no perdía casi nunca.
   Hasta el año 1918 se jugaban únicamente partidos amistosos y a partir de entonces los equipos forman dos ligas locales, Primera y Segunda categoría.
   En agosto de 1919 se crea la Federación Aragonesa de Sociedades Deportivas, antecesor de lo que es ahora la Federación Aragonesa de Fútbol, fundada en 1922.
   En noviembre de 1921 se crean el Escoriaza, formado mayoritariamente por operarios de la fábrica zaragozana y el Zaragoza F.C. por un grupo de estudiantes, vistiendo camiseta roja con cuello y puños amarillos y pantalón blanco.
   En 1922 el Stadium pasa a llamarse Real Sociedad Atlética Stadium e inaugura el Campo del Arrabal, un moderno estadio de medidas reglamentarias, con gradas de terraplén y madera, tribuna de honor, valla separadora, vestuarios y redes en las porterías, estaba situado en la calle San Juan de la Peña.
     En el mes de julio la recién creada Federación Aragonesa de Fútbol inaugura el Campo de la Hípica o de Delicias, situado en la carretera de Madrid, era de grandes dimensiones, con una valla de madera circundando el terreno de juego, una pequeña tribuna y con vestuarios.
    Otro hito en el año 1922 es la fundación del Colegio de Árbitros, hasta entonces no era obligatoria la presencia del quinteto arbitral (un principal, dos linieres y dos árbitros de meta) en todo tipo de partidos. Haciendo hasta entonces las funciones de árbitro, cuando lo había, un jugador que no participase en el encuentro, una de las "fuerzas vivas" del pueblo donde se jugase, o se tomaban las decisiones de acuerdo entre los dos equipos.
    El Iberia inauguró el flamante campo de Torrero en octubre de 1923, este se construyó aplanando un pedregal con desniveles cercano al Canal Imperial. Para su época era un campo con muy buenas instalaciones, una tapia cerraba el estadio, tenía una pequeña tribuna de madera cubierta, graderío, una cerca separaba a los 8.000 espectadores del terreno de juego, las dimensiones eran reglamentarias, contaba con porterías fijas, redes y vestuarios.
   Torrero fue el primer campo de foot-ball de Aragón con césped.
    El partido inaugural se celebró contra el Osasuna que venció 1-4. El iberista Smith marcó de penalty el primer gol en Torrero.
   En 1924 se fusionaron el Fuenclara con el Zaragoza F.C.; el Fuenclara prácticamente puso todo en materia deportiva, conservándose la indumentaria fuenclarista, la categoría en que militaba (primera) y la mayor parte de sus jugadores. Por su parte el Zaragoza F.C. incorporaba su estructura directiva, su masa social y su poderío económico.
   Tras la fusión se intenta hacer un equipo más ambicioso y para ello se construye un nuevo campo de fútbol en un terreno alquilado, perteneciente a la Torre Bruil, que anteriormente había sido un parque de atracciones.
   Se conocía por campo Bruil o campo del Asalto por su proximidad a esta calle, que toma su nombre de sucesos acaecidos en el lugar en la guerra de 1808. Este moderno estadio, con capacidad para 6.000 espectadores estuvo cerrado por tapiales de ladrillo y adobe, contaba con gradas alrededor del campo, tribuna de preferencia con asientos de madera, porterías con redes y vestuarios. Además tenía piscina, pista de patinaje, gimnasio, cuartos de ducha, botiquín y edificios para los socios. ¡Que cosas!, resulta que ese solar alargado entre el Parque Bruil, el cuartel del Depósito de Sementales de caballería de la calle Asalto y el río Huerva donde hemos jugado al fútbol tantos chavales de Las Fuentes y del grupo Sementales en otro tiempo fue un estadio futbolero, aunque para entonces solo quedaban unas tapias de adobe en el lado del Huerva y los terraplenes en las bandas.
   El partido inaugural de este moderno estadio se disputó entre el Zaragoza F.C. y la Real Sociedad Atlética Stadium con el resultado de 1-4. El primer gol zaragocista en el campo Bruil lo marcó Guerra, famoso por sus botas blancas.
   El Zaragoza F.C. se fusiona en 1925 con la Real Sociedad Atlética Stadium y forman el Real Zaragoza C.D. conservando como terreno de juego el campo de Bruil.
   En 1931 el Real Zaragoza C.D. es dado de baja en la Federación por problamas económicos y se fusiona en 1932 con el Iberia S.C. dando lugar así al moderno Real Zaragoza y jugando en Torrero hasta 1957, año en que se trasladó a La Romareda.
   El partido inaugural de La Romareda se celebró el 8 de septiembre de 1957 eligiendo como rival al C.A. Osasuna ("casualmente" el mismo que en el partido inaugural de Torrero), resultó vencedor el Real Zaragoza C.D. por cuatro goles a tres; por los locales marcaron Vila (primero y cuarto), Wilson y Murillo y por los navarros Areta, Gabino y Glaría.