El miedo gana en Riazor

21/10/2013 @Patryper

El Real Zaragoza volvió a contar con Víctor para adelantarse al Deportivo de la Coruña en los últimos minutos del encuentro, está vez no fue suficiente. La lesión de Montañes, un hombre que se ha vuelto clave en este equipo, provocó que Herrera tuviera que hacer un cambio, se equivocó. El míster decidió sacar a Laguardia para cerrar espacios atrás, provocando que el Real Zaragoza se encerrase y el Depor se creciera. Tanto se dejó hacer que al final el conjunto gallego encontró su premio.

Un empate que supo a derrota, la imagen del equipo sigue siendo la misma. Falta concentración, intensidad en muchos jugadores y sobre todo matar los partidos. Herrera se equivocó con el cerrojo y el miedo, en el fútbol se paga. Espero no tener que acordarme de este partido a final de temporada. Lo que está claro es que no se puede jugar con miedo.

No digo que la derrota ante el Depor fuera culpa de Herrera pero ese cambio contribuyó a ello. En segunda división todas las derrotas se pagan. Que sí que estamos muy cerca de los puestos de promoción, pero es que este equipo no debería jugarse la promoción, tendría que ser de ascenso directo. Queda mucho todavía, veremos como se desarrolla todo.

Lo negativo de este encuentro es que Montañes salió tocado, se ha convertido en uno de los hombres más importantes porque está claro que sí él está en el campo el Real Zaragoza parece un poquito mejor.Si bien, sólo me queda dar las gracias al Señor Agapito por estar como estamos, su “maravillosa” gestión del conjunto nos ha llevado a que hoy estemos hablando de que un empate en la Liga Adelante en Riazor no es tan malo. Sinceramente espero que se vaya pronto, porque nos tiene a todos hasta los mismos…

Volver al listado

Próximo encuentro

00/07/2020 - 21:00 h
*******
REAL ZARAGOZA
-
-
Movistar La Liga

Copyright © 2020 Pasión Zaragocista
Desarrollo: Efor Internet + Servicios tecnológicos
Todos los derechos reservados.
Todos los logotipos e iconos son propiedad del webmaster.
Los comentarios son propiedad del que los escribe.