Empate y otra vez sin marcar

22/01/2022 @rubypz

El Zaragoza sigue sin ganar ni ver portería

Zaragoza y Valladolid no pasaron del 0-0 inicial en un duelo que podía dejar a los pucelanos igualados a puntos con el Almería, líder de Segunda División. Plata vio la roja en la recta final, pero Cristo perdonó el 0-1 en un contragolpe en el añadido.

El Valladolid llegaba a Zaragoza con tres puntos menos que el Almería. Los pucelanos sabían que, de ganar, igualarían a puntos a un cuadro andaluz que se ha desinflado en el último mes, sobre todo tras la marcha de Umar Sadiq a la Copa África.

Por su parte, los maños llegaban rodeados de un ambiente de crispación de la afición hacia la directiva, lo que se hizo palpable en numerosas protestas antes, durante y después del pitido inicial. Y en lo deportivo, tampoco era mucho mejor la cosa, ya que acumulaban solo un punto en las cuatro últimas jornadas.

Pero sobre el césped, no se vio esa diferencia. De hecho, fue mejor el Zaragoza en un primer tiempo que, por otro lado, será mejor para todos olvidarlo cuanto antes. Sin ritmo, sin apenas llegadas, sin ocasiones claras y, claro, sin goles.

Lo poco que se vio fue, en su mayoría, de los de JIM. Sus jugadores probaron suerte con cuatro o cinco disparos lejanos, todos desviados, que apenas hicieron moverse a Masip. El Pucela, por su parte, se estiró en un par de fases del primer tiempo, pero el área parecía el Área 51 para el cuadro de Pacheta. En la segunda parte, la cosa se animó por ambas partes. Se vieron ratos de idas y venidas de un área a otra, aunque tampoco tendrán que cambiar los guantes Álvaro Ratón ni Masip después de esto.

 

El Valladolid acabaría este segundo periodo con uno menos, pero, sin embargo, estuvo mucho más cerca de la victoria. Primero, con un larguero que dio Weissman en una gran acción en el área. La bajó de espaldas con la diestra, se dio la vuelta y soltó un latigazo con la zurda que se estrelló en el travesaño.

Sí que tuvo una buena llegada el Zaragoza, pero Masip sacó el pie para desviar un duro disparo en el área que, de ser gol, habría sido anulado por fuera de juego.

Así se llegó a una recta final en la que llegó la expulsión de Plata. Al intentar robar un balón, le dio primero a este, pero después impactó con los tacos en el tobillo de Borja Sainz. El colegiado lo mandó a la caseta y, aunque el Zaragoza apretó con centros laterales sin mucha chicha, Cristo tuvo la ocasión más clara.

El delantero se durmió cuando lo tenía todo para finalizar en el área un contragolpe. Pudo tirar de primeras, con muchas opciones de éxito, pero sobó de más la bola y, posteriormente, cuando se hizo de nuevo con ella en la línea de fondo, no la puso atrás y acabó desperdiciando la oportunidad.

Volver al listado

Copyright © 2022 Pasión Zaragocista
Desarrollo: Efor Internet + Servicios tecnológicos
Todos los derechos reservados.
Todos los logotipos e iconos son propiedad del webmaster.
Los comentarios son propiedad del que los escribe.